julio 30, 2007

Talk tonight / Ana no duerme


Estaba siendo comido por un lobo. Era un lobo joven y no producía dolor, incluso podía disfrutarlo por momentos. Su pelo claro me gustaba y también su manera de morder, con bocados pequeños que no llegaban a producir sangrados. Sus ojos, también claros, lograron marearme e hipnotizarme un poco, pero lo tenía bajo control, sin dejar que se atragante, le daba de probar porciones que podíamos manejar fácilmente ambos. Llegué a tenerle cierto cariño.

Un segundo antes que el teléfono vibre, ya podía sentirlo, como si fuera parte de la antena, sabia además quien llamaba sin necesitar el caller ID.

- Cómo estás?
- Podría estar mejor.
- Necesito que hablemos.
- Necesito o quiero?
- Si. Necesito que hablemos.
- Es bastante tarde ya.
- Ya lo se, pero no puedo esperar. Desayunemos.
- Está bien.
- Por donde te paso a buscar.
- Quiero caminar un poco. Cuando encuentre un lugar te aviso.
- Hace frío. Te paso a buscar.
- No. Necesito caminar. No me importa el frio.
- Necesito o quiero?

Corte y miré al lobo a los ojos. Mantuvimos un corto diálogo que ambos sabíamos que era de compromiso, por mera cortesía. Al principio se molestó.

- Me voy.
- Estás sangrando.
- No, ya no.
- Bueno, problema tuyo.
- Si, por supuesto.
- Puedo lamer tus heridas hasta que cicatricen.
- No existen tales heridas. Ves lo que querés ver.
- Quizá veo lo que vos no.
- Puede ser, pero necesitas ver más que eso para que me quede. Y no voy a hacerlo.
- La sangre atraerá más lobos. Yo puedo cuidarte.
- Voy a ver al lobo Alfa y puedo cuidarme de ella.

Siguió mirándome por un momento, ya comprendiendo que no tenía chances, probablemente creyendo que no iba a poder escapar del lobo Alfa pero sin saber que ya lo había hecho una vez.
Lo volví a mirar a los ojos que habían vuelto a cambiar de color, ya eran negros. Bajó la mirada y me fui.

Caminé con rumbo cierto pero sin saber bien que hacer. Pensé en alguna estrategia a tomar pero conocía muy bien a Alfa hasta el momento en que se volvía impredecible. Ahí era cuando me quedaba sin armas, sin planes y totalmente desnudo a merced de sus filosos dientes. Tenía que de alguna manera preveer esa situación pero sentía el miedo empezando a subir desde las plantas de los pies. A medida que avanzaba, el frio se hacía más intenso y cortante. Casi no podía pensar y unos frutos extraños que había comido hacían efecto.

SMS. Mc Donald´s de Córdoba y Medrano. Sin respuesta. En cuanto entré, supe que había elegido bien. Un lugar plástico, horriblemente ambientado, café malo y de filtro, poco clima, mucha luz artificial y en breve natural. No podía sufrir influencias externas. Seríamos ella y yo, cuerpo a cuerpo y en lugar neutral, quizá levemente a favor mío.

Compré un café y me senté contra un costado del lado de la calle, con la puerta a la vista. Un grupo de unos cinco travestis entro al rato y me atacaron con un catálogo completo de propuestas de trabajo al que ni me molesté en responder.

Concentrado en el café no la vi entrar. Se sentó sin saludar, lo que me pareció bastante lógico recordando un poco el último encuentro. Ya estaba amaneciendo y el color violáceo del cielo opacaba aún más todo.

- No me esperaste.
- Lo estoy haciendo.

Se sacó el abrigo. Una campera de esas sintéticas, capucha con forro interno de una especie de peluche suave y muy fino, el que alguna vez acaricié. De un blanco impecable. Sin rastros de sangre. Al dejarla sobre el asiento empujó un torrente de su más exquisito perfume. Florar y delicado pero lo suficientemente intenso como para que diera justo en el blanco.

- Buen tiro.
- Que?
- Nada.
- Voy por café.

Al alejarse la miré un momento y al volver la vista al frente, uno de los travestis me hace una seña cómplice como de aprobación la que devuelvo a modo de agradecimiento, cómplice también.

Volvió con su vaso de café en la mano y lo apoyó en mi bandeja, haciendo un comentario supuestamente gracioso respecto al espacio que ocuparían dos bandejas solas en la mesa.

- No sabía que te gustaba Mc Donald´s.
- Lo odio.

Empezó a hablar. Me tomó de la mano y siguió hablando. La miré a los ojos y ella hizo una pausa.
Su mano seguía ahí tomando la mía. De alguna manera sintió que no estaba a gusto con eso y me soltó con la excusa de la necesidad de hacer un ademán, lo que use para ponerlas fuera de su alcance.

El travesti por encima del hombro de ella me hacia toda clase de señas obscenas que sus amigos acompañaban con carcajadas. Una de ellas fue demasiado y logró sacarme una sonrisa.

- No sabía que te gustaban los travestis.
- No me gustan.

Siguió hablando durante unos veinte minutos que parecieron horas, acentuado esto por el sol a pleno pero sin calor.

- Olés a sexo.
- Tu olfato ya no es el mismo.
- Pude ser, pero esta vez no me equivoco.
- Olés lo que querés oler.
- Sonás bien cuando tenés miedo. Quiero que vengas conmigo.
- Ya tuvimos una conversación como esta.
- Sigue siendo la misma.
- No esperes otra cosa entonces, sigo pensando igual.
- Y lo vas a hacer toda tu vida?
- Depende de cuando vaya a morirme.

Se paró y supuse que para arrinconarme contra la ventana cortándome la salida. Me paré también y levanté la bandeja.

- No terminaste tu café.
- No quiero más. No quiero nada más. Ya es mañana hace rato. Necesito dormir.

Silencio perpetuo y un brillo en sus ojos que no llegó a ser nada más que eso.

- Te alcanzo.
- Son sólo unas cuadras.
- Hace frio.
- Ya no.
- Como quieras.
- Necesito caminar.

Salimos y la miré a los ojos nuevamente. Sabiendo el riesgo que corría pero sintiéndome a la vez seguro, la abracé y la besé. Acaricié el peluche rugoso y áspero como la piel de un cordero recién carneado. La campera, rojo oscuro, casi negro.

No escuche pasar su auto mientras caminaba. No sentía el frio. Apuré sin embargo el paso. Sangraba demasiado, pero estaba vivo.

31 comentarios:

Pituten dijo...

golazo de mitad de cancha

de ser fuerte se trata




Pit

PéTaLoS dE tIzA dijo...

Me llegó mucho lo que escribiste.
Sangrar... pero seguir viviendo... es difícil hay que ser fuerte para desprenderse de los brazos del otro.

Mayfly dijo...

Pituten:

no es para tanto y no fue tan festejado tampoco. Muchas gracias por pasar.

Pétalos:

A veces es sólo eso lo que falta, fuerza. Las heridas se curan siempre, tarde o temprano.

Saludos

Pumplafiz! dijo...

Hay que conseguir balas de plata: Específicas para el centro del pecho de mujeres lobo. Con eso se van para siempre.
Espero que estés bien. Ser fuerte hace bien.

Mayfly dijo...

Pumpla:

A las balas de plata ciertos lobos las agarran en el aire y se hacen un collar con ellas. Es complicado a veces.

Besos.

Carito aprehendiendo dijo...

Exorcismos que le dicen no? Todo atajo y camino es válido para llegar al punto de poder sentarse frente a ELLA en su caso EL en el mío, mirar a los ojos y sentir que ya está que uno sigue vivo, sangrando pero vivo, que la vida pasa por otro lado. Es la mejor sensación q he tenido en los últimos tiempos. Arduo trabajo peo valioso cómo pocos
Exorcismos, decía yo más arriba. Curarse solo con ayuda de algunas lamidas, pero solo al fin.
Saludos de ojos rojos (de loba y de lágrimitas)

Mayfly dijo...

Carito:

El mundo animal es muy duro. Uno aprende todo el tiempo a cuidarse y distinguir quién estará a su lado y quién no en el camino por llegar a ningún sitio. El día que uno deja de aprender es comido.

EL, ELLA, ELLOS y ELLAS, forman parte de la fauna a la que pertenecemos. Todo con mayúsculas.

Beso.

Los pedazos del hombre que yo solía ser dijo...

No me acuerdo de quién leí algo hace poco sobre sangrar y seguir viviendo. La puta madre... Hubiese sido un buen punto de contacto para comentar. Pero en fin, May, como siempre muy bueno. Pregunta indiscreta (de contestación optativa): ¿Es la chica cuya foto publicaste hace un tiempo ya? Si es así, supongo que vale la pena desangrarse. Eso fue un comentario supérfluo. Ahora viene otro: ese Mc Donald's es la boca del lobo, eh.

Un abrazo y disculpá el tono demasiado liviano. De todas maneras, cualquier cosa que diga va a sonar supérflua. Se nota que es un texto muy visceral y los de afuera somos de palo.

Anónimo dijo...

"Hermano lobo quién puede decir cuál es tu piel, si vistes de cordero y lo haces bien." Alejandro Filio dixit.
Me costó esta prosa, pero creo que le agarré la vuelta. Sigamos.

Carito aprehendiendo dijo...

Todo con mayúsculas? ni loca amigo.
Buen viaje!

reina imposible dijo...

A mí me lamieron una vez las heridas y me deje. El cordero se convirtio años despues en lobo y termino hiriendome. No me arrepiento.
Ahora aprendi a lamerme yo sola las heridas y el proceso fue duro y doloroso pero volvi a reconocerme fuerte y que no hay quien me mate.
Gracias por tu visita, yo retornare
reina imposible

Pumplafiz! dijo...

Mmmm, eso depende de la fuerza del tiro y de la puntería del cazador. No es fácil, pero si tu elección es ser feliz, que no decaiga...

Another Girl dijo...

Lograste describir perfectamente lo que estoy sintiendo en este momento.
El último párrafo me mató.
Un beso grande.

Robertö dijo...

el lobo cuando muestra los dientes impresiona. Pero esta cagado de miedo. Si no para que los muestra. No?

Saludos.

Mayfly dijo...

Perdón por la demora, ya se van a enterar en que anduve.

Pedazos:

No se ofenda pero opto por no contestar su pregunta indiscreta (que no tomo como tal), con lo que dije todo y aclaré su duda.

Desangrarse nunca vale la pena y si, ojo con ese Mc Donald´s.

Carito:

Mil gracias, lo he tenido. Una mayúscula de vez en cuando viene bien.


Reina:

Gracias por pasar. Siempre una aprende de todo lo que le pasa y eso es bueno. Si realmente es inmortal, me encantaría preguntarle algunas cosas.

Pumpla:

Vamo en esaa!!!! Que no decaiga!!!!


Another Girl:

PA!!. Vio que no son tan distintas las vidas de la gente? Gracias por el beso. Le mando otro.

Robertö:

mmmm....
"Volveré a ser feroz, el miedo será mi hogar". Mas que cagado de miedo me parece una muestra de poder.


Saludos a todos y gracias.

Lou dijo...

Del carajo tu relato.

Destaco:
"-Quizá veo lo que vos no.
- Puede ser, pero necesitas ver más que eso para que me quede. Y no voy a hacerlo."

rinocerontelobizon dijo...

mayf, el que gasta energía en andar mostrando poder es porque tiene miedo. A eso me refería.

Mayfly dijo...

Lou:

Muchas gracias, a mi también me gustó esa parte.

Rinoceronte séptimo hijo:

Totalmente de acuerdo, ahora agarré por donde iba.

Salud!

NatiVas dijo...

esta muy bueno, me encanto la parte donde habla del perfume de ella, que dio en el blanco y le dice buen tiro.
saludos, espero leerte mas

Mayfly dijo...

Nativs:

Bienvenida. Gracias por el comment. Pase seguido que hay mucho para ver y leer.

Saludos.

violeta dijo...

"olés a sexo"
eso es fácil adivinarlo
el pelo mojado también lo revela...

:)
habia visto tu nombre por algunos blogs que visito pero nunca me tome el atrevimiento de entrar, en fin, entré, gusto, gusto de tu blog.

besos amigo

Mayfly dijo...

Violeta:

Muchas gracias por pasar. Me alegra que le haya gustado y la espero cuando guste nuevamente.

Besos.

el señor de las manzanas dijo...

buenas... muy buen relato! impactante, como la imagen del lobo, por cierto.
gracias por el link!
ahí se ven!

el señor de las manzanas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el señor de las manzanas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el señor de las manzanas dijo...

perdón que se repitió el mensaje dos veces, mi conexión anda medio loca hoy =P
ahí se ven!

Mayfly dijo...

Señor de las manzanas:

Gracias por pasar y de nada por el link. No se preocupe por la repetición y hace bien en aclarar el tema así no me tildan de censor.

Saludos

yoyi dijo...

me encata tu blog...
la verdad que me emocione con varias cosas escritas....
aviso... que pasara de vez en cuando por aqui....

sino molesta obvio....
besoso
suerte
cuidese

Mayfly dijo...

Yoyi:

Muchisimas gracias por los halagos. La puerta esta abierta siempre. Pase cuando guste. Será Bienvenida.

Besoso.

Perrito Wagneriano dijo...

Era un lobo estepario, no?


(Supe ser Mozart)

Mayfly dijo...

Sin desmerecer, ni al lobo ni a mi, calculo que este no tenía la menor idea de quien era Hesse. Alfa si, por supuesto.

Gusto tenerlo por aqui perrito.