abril 20, 2007

La reina del plata... you must be kidding.

Una amiga que vive en un hermoso departamento ubicado en el piso dos del cuerpo uno de un edificio llamado "The White Album", comentó en mi post anterior algo que me dejó pensando un largo tiempo, cosa que puede verse comparando las fechas de ese post y este. Para que no anden buscando, el comentario hacía referencia a mi transcurrir entre la pasión y el tormento.
La pregunta que me surgió es por qué? Por qué el ser humano y la vida de casi toda persona transcurre entre dos estados contrapuestos, cuando hablamos de estados de ánimo o sentimientos.

El divague me llevó a pensar que en la mayoría de las situaciones de nuestra vida se dan sentimientos contrarios, al mismo tiempo, sobre la misma situación. O son lo mismo...?

Por ejemplo..., cuando uno compra algo que le gusta, es frecuente que no pueda dejar de pensar en el dinero gastado, cierta especie de culpa por haberlo hecho en eso y no en otra cosa. Cuando nos apasionamos por alguien, una dosis de intriga y cierto miedo nos molesta, a veces nos invade y anula y termina por infectar al otro. Siempre hay un "pero" anque sea inconsciente. Tal película me gustó pero..., la fiesta de fulano estuvo buena pero..., y creo que esto es más general de lo que uno cree.

La histeria ya asumida y presente en todos nosotros, calculo a esta altura no nos va a abandonar más. Al menos a los porteños, de Buenos Aires claro, que no es la única ciudad que tiene puerto... en fin.

Sin tener una base sociopsicológica sólida, me atrevería a afirmar que esta mierda tiene su origen en un inconformismo constante y un individualismo cada vez más tenaz. Y no es el tipo de inconformismo que lleva al progreso o a la mejora continua, sino aquel que anula toda posibilidad de relación sincera, franca, transparente y honesta, tanto en el plano de las amistades, el trabajo, la familia, el amor y la gente que nos cruzamos en la calle todos los días.

Se entiende...?, o sea... little less conversation and little more action... si?

Sigue sin entenderse...?


Bueno... te paso a buscar esta noche y lo charlamos, pero poquito.

19 comentarios:

Pituten dijo...

lo relacionaría un poco tambien con el nivel de exigencia que tenga cada uno....


beso




Pit

Un caníbal desdentado enseñando a masticar dijo...

Si sabré de poner peros.


Un abrazo.

Perrito Mozartiano dijo...

Sí, sí, se entiende perfecto.

Además me encanta que el primero de tus intereses sea Ana. No hay nada más que decir, tu pasión latente sale a la vista.

Además veo que te gusta Lenine, excelente opción. Voy a ver qué es esto de Madredeus, me suena bien.

Uh, y las comparaciones con Cortazar me dejan los cachetes rojos, mirando para abajo, subiendo apenas los ojos sin animarme a hacer contacto visual.


Un saludo.
Y quedo encadenado a seguir leyéndote.


(Adoro Buenos Aires.)

Mayfly dijo...

Pitu: Coincido per en este caso creo que es más que un tema de nivel de exigencia, un gataflorismo constante y en constante crecimiento, el cuál vivo(sufro) a diario.

Canibal: Una tarea fina lo suyo, muy recomendable su blog. Espero su visita seguido.

Perrito: No se sonroje que le queda feo, siéntase orgulloso. Madredeus se lo recomiendo infinitamente pero... no es para cualquier momento.
Espero tenga claro quien es Ana, ya que tengo bastante con mi inexistente edipo.

Saludos

Clementina dijo...

May, a ver si me sacás un poco de cartel que te hago conocer buenos blogs, eh? je. A ver si posteás nuevamente. Se te ha extrañado.
Besos

Mayfly dijo...

Clemen, cada uno tiene el lugar que se merece... en su caso, queda chico.

Besos.

Prometo renovar

Lucy in the sky with diamonds dijo...

Entiendo perfectamente de qué va el post pero yo no me siento parte de eso.
Claro que me pasa algunas veces pero no es un patrón constante en mi vida.
A veces estoy muy contenta por lo comprado y cuando viene alguien a decirme: ¿Pero te gastaste $xxx en eso? Yo respondo: "Of course, lo quería y quererlo me sale $xxx".
Y no me hago demasiado problema. Puedo disfrutarlo.
Lo mismo con relación a los demás, hay quienes me han llegado a enamorar, muy pocos y si pienso en el último que lo ha logrado, mi ex, en ningún momento sentí miedo ni mierda mientras iba sintiendo amor.
La mierda vino después, pero no sentía cosas contrapuestas, sino que fue por etapas. Digo, luego pasaron cosas, sino estaría al lado mío.

Por otro lado,
mi edificio no se llama White Album pero en mi living tengo un cuadro gigantezco con la tapa del Album Blanco.
Alguna relación hay.
Saludos!
Lucy.-

Mayfly dijo...

Estimada Lucy.

Ante todo, un enorme gusto tenerla por acá.
El post sólo trata de reflejar algo que se da comunmente entre la gente, o al menos la gente de acá de Buenos Aires. Se que muchos no encajan en este paradigma pero en la variedad está el gusto y la verdad que el mio es que no encajen, por lo que presumo nos llevaremos más que bien.

Por otro lado, sin asustarla, se perfectamente donde vive. Depto 3 del edificio Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, o Sgt. Pepper´s para los que alguna vez vivimos en el. Ahora me he mudado aunque todavía no quiero hacer público mi domicilio, pero si le parece, aceptaría gustoso me invitara un café con esos condimentos tan extravagantemente alucinógenos que solían ponerle en tiempos no muy lejanos los moradores de su actual hogar.

Besos y espero verla por aqui nuevamente

Clementina dijo...

Pero May, yo mendigando un poco de cartel y vos que me dedicás palabras tan lindas. Gracias de verdad.

Annie dijo...

Estoy de acuerdo con Lucy en el sentido de no sentir culpa por comprarme algo, pero no en lo de las relaciones. Cuando empiezo a sentir cosas por alguien, es inevitable que aparezca el miedo también. Y no es algo que me moleste, porque me mantiene con los pies sobre la tierra, lo cual en el pasado me ha ayudado bastante.

Y, sobre lo que me pusiste en el blog, lo mismo digo!

Mayfly dijo...

Annie and the sun will come out tomorrow:

Bienvenida, la próxmia pase sin golpear que no hay drama.
No sería tanto como sentir culpa, al menos en mi caso me la reservo para cosas más importantes. De lo que hablo es del deporte nacional de la histeria que, aunque en dosis muy pequeñas, siempre está presente, tanto en hombres como en mujeres, y sobre todo en buenos Aires y alrededores. Pienso que no tiene que ver un estado de duda o indecisión "normal" que es natural del ser humano, sino con un sentimiento permanente, a veces mayor y otras menor, de falta de coherencia y claridad en las actitudes ante cualquier cosa, tribial o no.

Clemen: No mendigue que queda feo, pero ya no me quedan flores para arrojarle.

vanys dijo...

Extraño ese Bs As que conoci alguna vez..si habré sacado fotos!!!
Bs.

Clementina dijo...

Siempre queda alguna flor, aunque sea rota. ;)

narcisolón dijo...

¿Me lo prometés, Clemen?

Clementina dijo...

Narciso, algo más que un par de promesas.
Besos.

May, sigo esperando más de tus palabras.
Otro beso.

Mayfly dijo...

Welcome vanys y no extrañe que hace mal, venga directamente y traigase unas naranjas ya que está.

Clemen, no prometa. El que avisa no traiciona pero tampoco sorprende. Lea el final del post en donde Elvis (No,(para los menores que lean esto) el tema no es de JXL) es bastante claro.
Me alaga que espere mis palabras. No tardaré.

Lucy in the sky with diamonds dijo...

Mayfly: Me parece que se está confundiendo de persona.
Yo no vivo en ese edificio y tampoco en el piso 3.
Lamento desilucionarlo.
Espero que al menos, lo gratifique que entro a su blog.
Soy otra persona, pero tengo me recontra gigante cuadro del album blanco en mi living, eso sí.
Beso!
Lucy.-

Anónimo dijo...

Track 11, Disc 1, White Album, The Beatles

Mayfly dijo...

Lucy: Hermoso cuadro. No me confundo aunque si podría estar deseando que sea la misma lucY de quien le hablo, ya que tiene el mismo nombre y apellido.

Anónimo: Hermosa canción. Muchos recuerdos y la paradoja que un pájaro negro me traiga imágenes gratificantes. Estaría completo si supiera con quien comparto estos pensamientos.