marzo 05, 2007

Contradicción

Muchas veces me encontré ante situaciones en las que convencido de algo, la realidad se encargaba de mostrarme otra cosa. Incluso, el entorno de uno, también acompañaba tanto en la idea original como en el asombro posterior.
Los prejuicios sobre algún tema hacen que se construya un concepto, en la mayoría de los casos, dificil de quebrantar. Lo que llama la atención es que estos prejuicios (por favor, interpretar la palabra en forma literal: evaluaciones previas a que un acontecimiento suceda), sean tan generales a veces, que uno directamente ni duda que las cosas vayan a ser de otra manera.
Ej. 1: En las últimas elecciones nacionales en Argentina, nadie de mi entorno y alrededores, me atrevería a decir que nadie, por lo menos en la Capital, se le ocurrió pensar que Carlos Menem sacaría un cantidad de votos considerable. No solo ocurrió esto, sino que ganó matemáticamente las elecciones con más del 20%. Después se bajo de la segunda vuelta, e historia conocida.
Ej. 2: "Gran Hermano no lo va a mirar ni el loro!!" "Es una cagada!!". Bueno... es el programa más visto de Argentina, no solo en esta temporada, sino también en las anteriores.
Podría seguir ejemplificando pero creo que la idea está clara....
Ahora bien.... Catarata de preguntas: Somos demasiado hipócritas para asumir que nos gusta ver gente al pedo en una casa haciendo nada? Nadie tiene los huevos como para asumir que va a votar por alguien fundamentado en deseos individuales? Cómo es que pasan estas cosas? La estadística es dibujada por quienes quieren dar una imagen (espejismo) progresista?
O vivo en una burbuja al mejor estilo John Travolta?

2 comentarios:

Clementina dijo...

"El chico de la burbuja"...uyyy, que peliculón.

saludillos May

Pituten dijo...

es como Tinelli, que nadie lo mira y tiene 30 de rating....


jajaa